El judo es un deporte adaptado para personas con discapacidad visual. La clasificación de los atletas se hace por criterios médicos y no funcionales. Los deportistas se dividen en: B1 (ciegos), B2 (tienen percepción de formas y luminosidad) y B3 (pueden definir imágenes). La B viene de “blindness”, ceguera en inglés. Además, son categorizados por peso.

Los combates duran cinco minutos y el objetivo es lograr el golpe de gracia o “ippon”, que consiste en hacer caer al oponente y que toda su espalda quede en el piso, para luego inmovilizarlo.

Las luchas tienen que ser con contacto permanente. Cuando esto no ocurra, el juez parará la pelea. Los atletas B1 tienen un círculo rojo en las mangas del kimono, para que el árbitro pueda guiarlos a volver a agarrarse y así continuar.

El judo comenzó a ser un deporte de alto rendimiento en 1970. Se sumó a las Juegos Paralímpicos en Seúl 1988 y las mujeres lo hicieron en Atenas 2004. Es regulado por la Federación Internacional de Deportes para Ciegos (IBSA) y la Federación Internacional de Judo (FIJ).

Mirá el video: