El levantamiento de pesas adaptado es un deporte practicado por hombres y mujeres con parálisis cerebral, que han perdido una o ambas piernas, o que tienen discapacidades resultantes de enfermedades neurológicas, neuromusculares o musculoesqueléticas.

La competencia es por sexo y el pesaje marca la categoría. La más ligera es de hasta 41 kg. para las mujeres y hasta 49 kg. para los hombres. Los atletas permanecen sujetos a un banco y ejercen presión al momento de retirar la barra del soporte. Esta acción puede ser con o sin asistencia.

El objetivo es levantar el peso con los brazos completamente extendidos, luego bajar la barra hacia el pecho para terminar colocándola en el soporte nuevamente. Quien levante el peso mayor, ganará. Si hay empate, el vencedor será quien tenga menor peso corporal.

Los participantes tienen tres intentos para elevar el peso. En el primero, podrán elegir el primer momento de la pesada, y los otros durante el concurso. En cada nueva oportunidad, se sumará un peso mayor. El cuarto intento sólo es posible si existe la chance de romper un récord mundial, no válido para la competencia.

La disciplina comenzó en los Juegos Paralímpicos de Tokio, en 1964. En ese momento, sólo los hombres con lesiones en la médula espinal podían participar. La actividad está regulada por el Comité Paralímpico Internacional (IPC).

Mirá el video: