Se va un año, llega otro y es el momento del análisis, del balance y de la reflexión. Y qué mejor que Edith Arraspide, la Directora Nacional de la Selección Argentina de Natación Paralímpica, para repasar un 2016 muy intenso y anticipar un 2017 cargado de actividad.

– ¿Qué balance podés hacer de la actuación argentina en los Juegos de Río?
– Totalmente positivo. Fuimos con once atletas, tres más que en Londres. Y todos obtuvieron diplomas. El trabajo del equipo fue muy meritorio, producto de una preparación excelente. Quedamos muy conformes.

– ¿Fue una frustración no haber ganado alguna medalla?
– Nos quedó ese sabor amargo porque había dos probables medallas en pruebas que son muy competitivas. Podían ser podios, como quedar afuera de la final. El nivel me dejó muy satisfecha.

– El primer objetivo es el Parapanamericano Juvenil de San Pablo, ¿cómo se están preparando?
– Vamos a competir con 24 nadadores de todas las patologías y estamos trabajando muy duro para hacer el mejor papel. Estoy muy ilusionada con lo que puedan hacer.

– ¿Considerás que hay buen material para que la natación siga creciendo y aparezcan nuevas figuras?
– Hay mucha expectativa en el grupo que irá a San Pablo porque para muchos será su primera experiencia internacional. Es muy posible que participen nadadores de apenas 12 años porque hay que empezar a darles rodaje. No para Tokio 2020, sí para los Juegos 2024. Hay un potencial enorme.

– El objetivo en San Pablo no es únicamente obtener medallas…
– Es obvio que queremos la mayor cantidad de medallas, pero también está la expectativa de fomentar nadadores para un futuro.

– ¿Cuál es el plan para la Selección Mayor?
– Nos espera el Mundial en el Distrito Federal de México del 29 de septiembre al 6 de octubre. Antes vamos a haer una experiencia en la altura. También tenemos el Open de Buenos Aires, en mayo, y el tradicional Caixa de Brasil.