Al verla competir en los torneos de adultos, resulta difícil creer que Antonella Pralong sigue siendo Junior. Efectivamente lo es: tiene 16 años y aún así su nivel es impresionante a pesar de su corta edad.

Cuando era muy chica, su tío la invitó a la escuela de la Asociación Argentina de Tenis Adaptado (AATA) en el CENARD. Ahí comenzó un crecimiento tan grande como rápido: hoy es la número uno del mundo entre las Juniors y ocupa el puesto 23 del ranking de adultos.

En 2017 tuvo la mejor temporada de su carrera. Fue doble medallista dorada en los Juegos Parapanamericanos Juveniles de San Pablo y logró posicionarse en el top 30 entre las mayores. Ganó varios títulos y tuvo una semana perfecta en el Miguel Zúñiga Memorial Open de Buenos Aires: se llevó los cuatro cuadros que disputó (singles y dobles femenino, singles y dobles junior).

Este 2018 inicia de la mejor manera, logrando consagrarse campeona entre las jugadoras menores de edad. Pralong dejó de ser aquella promesa y se convirtió en una realidad del tenis adaptado argentino, camino a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020: llegará con 19 años e intentará seguir haciendo historia.