Se terminó Río 2016 para Silvio Velo. Y el final es con una sonrisa para el capitán de Los Murciélagos. Tras la caída en semifinales, Argentina logró la medalla de bronce y Silvio se va de los Juegos Paralímpicos con mucha felicidad.

“Estoy muy contento, no nos podíamos ir con las manos vacías. Hicimos un torneo bárbaro, nos repusimos al golpe de la semifinal. Entendimos que había que reponernos y nos llevamos la medalla. Este bronce vale oro”, le dijo Silvio a Paradeportes.

Estos Juegos no fueron iguales que los anteriores para el crack de Los Murciélagos. Silvio vivió la competencia acompañado por su familia: Allianz Seguros posibilitó que tres de sus cinco hijos lo acompañen en Río de Janeiro. “Para mí es muy importante el apoyo de Allianz. Gracias a ellos, mi familia me acompaña en el que quizás sea mi último Juego Paralímpico. Estoy compartiendo con mis hijos todas estas sensaciones, estos momentos y se lo debo a Allianz”, manifestó Velo sobre la empresa, que se encargó de que esté rodeado por sus seres queridos durante la competencia.

Velo es Embajador Deportivo de la marca, que lo llevó a Alemania para realizar un spot previo a los Juegos Paralímpicos. “Ser el Embajador de Allianz para mí es una satisfacción enorme. Es una empresa número uno a nivel mundial y se fija en mí como referente del deporte paralímpico, es algo que me llena de alegría”, agregó el argentino.