Cuando a los 11 años Alain Villamarín seguía a sus hermanas que practicaban atletismo, aún no pensaba todo lo que vendría. En el colegio, su primer entrenador lo anotó en un torneo pero luego tuvo un parate porque el profe se fue de General Alvear. Alain estuvo un par de años sin hacer nada, hasta que a los 16 arrancó a entrenar con todo y no paró más. En 2015 le llegó la oportunidad de representar por primera vez a la Argentina, en Ecuador. Pronto integró la delegación que compitió en el Mundial de para-atletismo en Qatar. Cuando volvió a su ciudad lo declararon “Personalidad destacada del deporte alvearense”.

Londres 2017 es su segundo Mundial, en el que competirá en salto en largo y salto triple (categoría T20). Él ya conoce su evolución: “En estos cuatro años, y especialmente en los últimos 15 meses en los que hice alto rendimiento, ves muchos valores, tenés reconomiento, te deja muchas enseñanza y te abre la cabeza: el deporte te hace esforzarte, ser disciplinado, llevar una buena alimentación, el descanso, el entrenamiento… Con esto se puede llegar muy lejos”.

Tiene 20 años y se describe como “un chico tranquilo, no salgo casi nunca, vivo en el CeNARD y entreno de lunes a sábado con mi cabeza fija en mis objetivos: quiero llegar a Tokio 2020. mi rutina fuera del deporte es apenas ir a casa, visitar a mi familia… estoy muy enfocado en lo que quiero lograr en el deporte”. Para sostener sus metas, cuenta con el apoyo de su ciudad y el de la Secretaría de Deporte.

-¿Quiénes serán tus rivales más duros en Londres?

-En salto triple tengo delante a un ucraniano muy bueno y después estamos todos más o menos al mismo nivel. Si doy lo que vengo dando puede ser que tenga un buen torneo. En el salto en largo están el de Malasia que fue campeón olímpico, un australiano que este año resaltó un poquito, después viene un ecuatoriano y el resto estamos parejo, arriba de los 6 metros, con 15 centtímetros más o 15 centímetros menos.

Quienes más lo conocen resaltan a Alain como un muchacho silencioso, respetuoso y muy perseverante. Este domingo debuta en el Mundial y tiene claro para qué viajó a la capital británica: “Mi expectativa es superar mi marca y estar entre los 5 mejores del mundo”.

Más allá de los resultados, resalta: “Estar hoy en el Mundial me pone muy feliz por que hace rato que la venía luchando y sé que puedo dar más de lo que piensan, así que voy a dar lo mejor para poner en lo más alto a nuestro país”.

Alain Villamarín junto a Yanina Martínez, en Londres.