El Gobierno de Tokio anunció que formará a unos 35.000 voluntarios para ofrecer servicios de “asistencia lingüística” para los visitantes extranjeros que acudan a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos del 2020.

El objetivo es contar con una base suficiente de voluntarios que puedan asistir a los miles de visitantes de extranjeros que acudirán a la ciudad con motivo de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, en áreas como el transporte y el acceso a servicios médicos o de entretenimiento.

El plan del Gobierno japonés incluye la formación lingüística en inglés de todos los voluntarios que se presenten a unas pruebas de acceso y alcancen un nivel mínimo. Los seleccionados tendrán clases gratis y podrán participar de programas relacionados a diferentes idiomas.

Falta mucho, pero en Japón ya se respiran los Juegos Olímpicos y Paralímpicos.