El debut contra Irán no será un partido más para Gustavo Nahuelquín. Es que cuando el árbitro pite el comienzo del partido, el arquero de la Selección Argentina de Fútbol 7, alcanzará los 100 encuentros defendiendo la celeste y blanca. “Representar a la Argentina es todo para mí”, admitió el 1 de los Tigres.

A la hora de repasar su carrera, Nahuelquín recuerda que llegó a la Selección en 1998, y al año siguiente debutó contra Estados Unidos. “Perdimos 3 a 2, pero luego nos recuperamos con una victoria sobre Brasil por 2 a 0, y una goleada por 37-0 sobre Chile, que nos dio la clasificación a los Juegos de Sydney”.

“Mi mejor partido lo tuve contra Irán, en el 2004. Me atajé todo, empatamos y me eligieron como figura”, recuerda Nahuelquín. ¿Su mejor atajada? “Fue un mano a mano contra Irlanda del Norte en el Mundial 2015. Difìcil e importante, porque finalmente pudimos ganar y conseguimos la clasificación a Río”, dijo el arquero que disputará su cuarto Juego Paralímpico.